Control de stock

Control de stock

Los relés de control easy500/700 y easy800 incluyen una gama completa de recursos técnicos para implementar aplicaciones en el almacén. Una multitud de diferentes versiones del dispositivo con varias funciones, tipos de voltaje, opciones de expansión y funcionamiento en red están disponibles para llevar a cabo la solución adecuada. Hasta ocho módulos adicionales pueden conectarse en red de forma rápida y sencilla a mediante el easyNet integrado.

Los relés de control se complementan a la perfección con los productos easyHMI: el control easyHMI MFD Titan se compone de un display gráfico y presenta conceptos operativos inteligentes. El grado de protección IP65 del display permite su uso en entornos hostiles, como los que se experimentan con frecuencia en centros de reparto. Los displays se pueden conectar de forma sencilla al relé de control mediante la red easyNet.

La programación de los productos easy también se basa en un principio definitivo. Los controles y visualizaciones simples con easy 500/700 y el easyHMI MFD Titan se programan utilizando easySoft. easySoft facilita mucho el trabajo al usuario: el editor de gráficos muestra directamente la representación del diagrama de circuitos deseado. Los menús de selección y las funciones Drag & Drop facilitan la creación de vínculos. Para la visualización con el control MFD Titan, es posible seleccionar un editor de máscaras con una gama completa de elementos de máscara para aplicaciones en logística interna.

La programación del PLC (Controlador de lógica programable) compacto, así como la del panel de operador gráfico táctil MFD4 se lleva a cabo utilizando el sistema de programación CoDeSys de 3S. El manejo sencillo y el software ampliamente utilizado en componentes de automatización de diferentes fabricantes son una garantía de tecnología diseñada para el futuro. Los beneficios de la utilización de un único paquete de software para programación y visualización resultan obvios: el acceso directo a las variables de control mediante el uso de una base de datos común proporciona una visión general más amplia y reduce el esfuerzo de ingeniería y el gasto de forma considerable.