Refrigeración

Refrigeración

Una planta de refrigeración se usa para enfriar. El componente más importante de toda planta de refrigeración es el enfriador. La función del enfriador se basa en el ciclo termodinámico (Ciclo de Carnot), donde el calor se absorbe por debajo de la temperatura ambiente y se emite a una temperatura más alta.

La diferencia principal entre los tipos más importantes de refrigeradores por compresión de vapor y refrigeradores por absorción es el método de suministro de energía. En refrigeradores por compresión de vapor, la energía principal se suministra completamente mediante el motor eléctrico, mientras que con el refrigerador por absorción tan solo se suministra calor.

El refrigerador por compresión de vapor incorpora un compresor (K) con un motor eléctrico, una válvula de expansión (E), así como dos intercambiadores de calor (C, V).

En el denominado ciclo termodinámico, el compresor primero presuriza el vapor refrigerante. El refrigerante se condensa en el condensador intermedio (C). El líquido refrigerante se despresuriza en la válvula de expansión. En el proceso de expansión, se reduce la presión del refrigerante y se enfría. En el evaporador (V), el refrigerante absorbe el calor aportado desde la zona de enfriamiento. El compresor absorbe de nuevo el refrigerante evaporado y así se completa el ciclo.

El control de la capacidad de enfriamiento se lleva a cabo paso a paso de un modo convencional mediante la desconexión de cilindros y la distribución de la capacidad de enfriamiento entre varios compresores. Se puede lograr una mejora continua de los procesos de control y una reducción de pérdidas mediante un continuo control de la velocidad del motor utilizando convertidores de frecuencia y un cambio del concepto de control.

Con este fin, Eaton Moeller ofrece los convertidores de la serie M-Max y en el futuro ofrecerá una serie especial de convertidores HVAC H-Max con una estrategia coordinada de control.