Taller de carrocería

Taller de carrocería

Al igual que cada vehículo es diferente, lo mismo puede decirse de su carrocería. El montaje de la carrocería es un proceso altamente automatizado que tiene que encajar con los requisitos particulares de cada serie. Aquí es también donde se establece el “ritmo” para el resto de pasos de la fabricación. La alta disponibilidad del sistema es por lo tanto una necesidad absoluta.

Las paradas de planta en el taller de carrocería son como un “fallo cardíaco” –el más breve intervalo de tiempo da como resultado horrendos costes y toda la cadena de producción puede llegar a detenerse. Es por eso que resulta esencial minimizar este marco hipotético del peor de los casos. Nuestros productos proporcionan una ayuda muy útil a este respecto. Cumplen con demandas de calidad aún más rigurosas que las exigidas y proporcionan la fiabilidad necesaria para un proceso de producción sin problemas.

Los fabricantes de coches de hoy en día siguen utilizando la soldadura de puntos por resistencia como principal proceso de unión. En consecuencia, la carrocería de un coche moderno tiene en ocasiones más de 5.000 puntos de soldadura y un modelo alto-volumen requiere 800 controles de soldadura. Para todos estos sistemas es esencial un alto nivel de disponibilidad de la maquinaria, y el interruptor automático es un componente clave en el sistema de control de soldaduras. Nuestra serie de interruptores automáticos NZM se ha ganado una reputación firmemente consolidada a lo largo de los años en el campo de la producción automovilística, así como entre los consumidores finales y los principales proveedores de maquinaria de todo el mundo.

La combinación de robots industriales y pistolas de soldadura se utiliza en el proceso altamente automatizado de soldadura por resistencia. Mientras los robots industriales han alcanzado un alto grado de madurez tecnológica, las pistolas de pinzas de soldadura están experimentando una explosión tecnológica: las pinzas servo-controladas están mostrando progresivamente su valor. El control óptimo y flexible de las pistolas de pinzas de soldadura está garantizado por el PLC (Controlador de lógica programable) modular XC200.